DISPOSICIÓN FINAL:

Los aparatos eléctricos y electrónicos, contemplan una mezcla compleja de materiales, algunos de los cuales son materias primas escasas y valiosas, por ende ameritan ser recuperadas; algunos de estos aparatos pueden contener elementos y/o compuestos contemplados como peligrosos, que si bien no generan problema alguno durante su uso, se transforman en sustancias peligrosas cuando se liberan sin ningún tipo de protección al medio ambiente.

Las operaciones de almacenamiento, tratamiento, aprovechamiento (recuperación/reciclado), clasificación y disposición final de estos residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), deben realizarse en instalaciones apropiadas para tal fin, según los requerimientos y autorizaciones ambientales establecidos por la autoridad ambiental competente, y según la normatividad aplicable en el territorio nacional.

De igual manera, la gestión de estas mercancías, debe cumplir con los requerimientos legales en material de transporte, dentro de todo el territorio nacional.

admin

Author admin

More posts by admin

Leave a Reply